Murió el "Tata" Brown, el campeón del mundo que jugó con un hombro roto

Murió el «Tata» Brown, el campeón del mundo que jugó con un hombro roto

«Me mordí la camiseta, le hice dos agujeros para meter los dedos y seguir jugando. Había pasado por muchas cosas difíciles y ni loco iba a dejar la final». Así explicó José Luis «Tata» Brown, que murió ayer a los 62 años, el momento en que en la final por la Copa del Mundo de México 86 se sacó el hombro y se negó a salir de la cancha.

Brown sufría una enfermedad neurodegenerativa que los obligó a estar internado en un centro médico platense los últimos días hasta que ayer se conoció la noticia triste.

En la final contra Alemania, en la que la albiceleste derrotó a los alemanes por 3-2, el primer gol de Argentina lo hizo Brown con un inapelable cabezazo.

Más allá de su gol en la final, hubo una anécdota que marcó al Tata Brown y que demostró el carácter del que estaba hecho. En la segunda mitad, el Tata chocó con un rival y se luxó el hombro. Estaba dolorido y lo normal era que hubiese abandonado la cancha. Pero él se negó a salir.

El Tata, con su camiseta con el número 5 agujereada, terminó el partido y celebró una victoria para la eternidad. Brown es historia de Argentina y su huella permanecerá para siempre imborrable.

Etiquetas ,

Posts relacionados

Top