Pablo Vico cumple 400 partidos como DT de Brown de Adrogué

Pablo Vico cumple 400 partidos como DT de Brown de Adrogué

Cuando el árbitro pite el inicio del partido que el domingo a las 11 jugarán en el Lorenzo Arandilla Brown de Adrogué y Los Andes, se producirá un hecho histórico no solamente para el Tricolor, sino también para el fútbol argentino: será la vez número 400 que Pablo Vico dirija al conjunto browniano. 

Para anunciar el homenaje que le tienen preparado, el club avisó “el domingo nos debemos a él”, texto que acompañó con una foto del DT que lleva 10 años al frente del primer equipo y 20 trabajando en el club.

Vico es el técnico con mayor vigencia en la actualidad de todas las categorías del fútbol nacional. Aunque sufrió un descenso le dio los únicos dos ascensos a la B Nacional al equipo de Adrogué, el año pasado lo llevó a las semifinales por al ascenso a Primera y la semana pasada metió al trico en los octavos de Copa Argentina eliminando a Independiente.

El hombre que se hizo famoso por vivir en la concentración del club es algo más que un personaje simpático: es un DT sagaz que debió armar equipos con planteles cortos o diezmados, con más o menos presupuesto. Sin ir más lejos, para esta temporada se fueron ocho de los titulares del equipo que arañó la final del Reducido, sumó 17 refuerzos y así ganó dos de los tres partidos jugados en la B Nacional.

Vico arma planteles de buenos jugadores a partir de una máxima: deben ser buenas personas. “Lo primero que busco son personas de calidad, el resto se puede mejorar en un campo de juego”, dice.

En 2014 renunció. Se reunió con Adrián Vairo y le dijo que no seguía. Lloraron los dos. Uno porque no quería irse pero no se le daban los resultados, el otro porque no quería que se fuera. Vairo le dijo “quedan cuatro partidos, vamos a mejorar el plantel y vamos a tratar de ascender”. Así fue. Vico volvió a ponerse el buzo que no se había sacado. Y volvió a ascender.  

El 9 de febrero de 2015 la vida de Pablo Vico se quebró para siempre. Un grupo de ladrones que volvía de una entradera atropelló y mató a su hijo, Cristian, de 40 años, en Retiro y Soler, de Adrogué. Un infarto que lo puso al borde la muerte, un tratamiento con psicólogos y psiquiatras y un agujero inmenso en el pecho son las consecuencias de la partida de su hijo.

Vico, hincha de Huracán y admirador de César Luis Menotti, prioriza a Brown por sobre todas las cosas. Así ordena las prioridades: “Primero Brown, segundo Brown, tercero Brown”. Así es Pablo Vico, el técnico que el domingo se convertirá en una leyenda del fútbol argentino. 

Posts relacionados

Top