Adrogué: por falta de luz, corrió riesgo la vida de un niño electrodependiente de 8 años

Adrogué: por falta de luz, corrió riesgo la vida de un niño electrodependiente de 8 años

La familia de un niño de 8 años que padece fibrosis quística y necesita de energía eléctrica de forma ininterrumpida para vivir reclamó ayer en la sucursal Adrogué de la empresa Edesur la inmediata implementación de la Ley 27.351 que obliga a la compañía eléctrica a proveer de un equipo de energía alternativa para el caso de los cortes de luz.

Desde el viernes a la madrugada, cuando Edesur dejó sin energía eléctrica a los vecinos de San José, Fernando -que espera un trasplante bipulmonar- debió ser llevado por su madre a la guardia desbordada del hospital, donde lo nebulizaron y lo aspiraron. El niño necesita que al menos cada dos horas remuevan la mucosidad con un aspirador eléctrico.  

Luego su madre y el niño fueron a la sucursal Adrogué de Edesur, adonde como modo de protesta conectó a su hijo para demostrar la necesidad de que la empresa cumpla con la ley. La acompañó Mauro Stefanizzi, vicepresidente de la Asociación Argentina de Electrodependientes.

“Llegué 15.10, avisé que iba para acompañar a la familia, pero me prohibieron el ingreso. A través de la reja le conté a la madre de las gestiones nuestras ante Edesur central y me dijo que la estaban maltratando ahí adentro. Nos echaron porque a las 16 se iba el personal, pero nos quedamos a las 16.30, momento en que recibimos las noticias de que habían recibido un grupo electrógeno en la casa de Fernando”, le contó a Brown On Line Mauro Stefanizzi.

Electrodependientes en el Sur

El vicepresidente de la Asociación de Electrodependientes denuncia a Edesur, al Enre y al Ministerio de Salud de la Nación. “En el conurbano sur hay 3200 personas registradas como electrodependientes en la base de datos de Edesur. Por ley, la empresa debe proveer una fuente de energía alternativa (un grupo electrógeno), pero como el Ministerio de Salud demora el trámite, Edesur se toma de eso para negar el equipo y pone en riesgo la salud de los pacientes”.

“El Ministerio demora 7 meses en contestar el trámite. Y en el Enre también ofrece una traba a través de la resolución 544/2017, que pide un certificado que las familias deben pagar de sus bolsillo y que ronda los 5 mil pesos. Nos atacan de todos los frentes. Ponen en riesgo la vida y es una situación angustiante. Solo pedimos que la ley se cumpla. Nos obligan a esperar un semestre. Hay falta de la voluntad de la empresa y también del estado”, denuncia Stefanizzi.

Papá de Joaquín, de 4 años, que como tantos otros chicos debe estar conectado durante 24 horas, Stefanizzi vive en Lomas de Zamora, donde hace tres días un niño electrodependiente de nombre Valentino falleció luego de estar una gran cantidad de horas sin suministro de luz. 

Más información:

Asociación Argentina de Electrodependientes:

Correo electrónico: [email protected]

Web: www.aaded.org

Posts relacionados

Top