Avellaneda: ahora quieren rematar el "elefante blanco" de 924 departamentos

Avellaneda: ahora quieren rematar el “elefante blanco” de 924 departamentos

Las familias que pagaron por el departamento que no recibieron reclaman ahora que se detenga la liquidación judicial del proyecto inmobiliario Estrella del Sur de Avellaneda, un edificio de 27 pisos y 924 departamentos completado en un 40%  que irá a remate en los próximos días.

Javier Jofré, apoderado de una de las 924 familias que pagó por un departamento que nunca le fue entregado, cuestionó al juez del Juzgado Nacional en lo Civil y Comercial de Primera Instancia N°12, Hernán Papa, por actuar  “tan rápido” al habilitar el remate pedido por el administrador del fideicomiso -Bapro Mandatos que pidió la subasta hace dos días.

Además, el abogado argumentó que “la liquidación puede ser pedida por los dueños cuando no pueden afrontar las deudas y los pasivos son más grandes que los activos, pero acá no hay deuda”. Por su parte la adherente Haydée Bonilla puntualizó que “los únicos acreedores somos nosotros, que pusimos la plata”.

“Si esto sigue adelante y se vende por el precio que sea, primero va a cobrar la sindicatura y los abogados del administrador y nosotros, como somos acreedores comunes, cobraremos lo que sobre”, afirmó.

En tanto, el principal argumento de Bapro Mandatos para pedir la liquidación es la “insuficiencia patrimonial”.
“La obra objeto de este fideicomiso está actualmente paralizada, sin ingresos de aportes por decisión de los propios beneficiarios y sin siquiera un plan de obra aprobado”, dice la presentación.

“Además, los escasos fondos líquidos con los que cuenta el fideicomiso sólo permiten afrontar los gastos impostergables de vigilancia del predio y seguros de responsabilidad por apenas algunos meses”, continúa. Sin embargo, la firma aclaró que “si en el curso de este proceso aflora una propuesta seria y concreta de financiamiento externo, puede ser aceptada”.

¿Qué es Estrella del sur?

El edificio, a escasos metros de la estación de trenes de Avellaneda, sobre la avenida Hipólito Yrigoyen y que puede verse desde el tren, se originó en en fideicomiso inmobiliario creado en 2009 para la construcción al costo de un edificio de 104.000 metros cuadrados, que incluiría cuatro torres de 27 pisos cada una, 718 cocheras, parque de juegos infantiles, dos piletas -una al aire libre y la otra interior climatizada--, gimnasio comunitario, sauna, guardería y jardín de infantes.

Las obras iniciaron en enero de 2010, pero dos años y medio después comenzó a notarse el desfasaje entre el ritmo de actualización de las cuotas y la inflación, que no permitiría cumplir con los plazos e incrementaría el monto de los pagos mensuales, por lo que 287 beneficiarios abandonaron el proyecto.

Entre 2014 y 2017 el plan de obras fue reformulado tres veces, pero no se pudo cumplir en ninguna de las ocasiones, por lo que a fines de noviembre Bapro Mandatos pidió la liquidación judicial del fideicomiso ante el Juzgado Nacional en lo Civil y Comercial de Primera Instancia N°12.

Actualmente, el valor del terreno más la obra construida asciende a 1.350 millones de pesos y terminarla insumiría una inversión de 1.700 millones más, pero sólo 481 departamentos siguen teniendo adherentes, informó el Comité Desarrollador Sustituto, conformado por adherentes del fideicomiso.

Posts relacionados

Top